„The biggest loser“, pero ¿quién es el verdadero ganador?

„The biggest loser“, pero ¿quién es el verdadero ganador?

El concepto del show “The biggest loser” viene de los Estados Unidos y es increíble su grado de simplicidad: 14 candidatos intentan bajar tantos kilos como sea posible bajo la dirección de un equipo de asesores de nutrición y entrenadores de condición física. Al final de un relevo que se puede alargar hasta por 10 semanas, gana una gran cantidad de dinero el candidato que haya bajado más peso. Considerando que adultos adiposos muestran a los cuatro vientos no solamente sus kilitos de más y algunos otros problemas con la remota esperanza de ganar algo de dinero, nos preguntamos sobre el sentido o el sinsentido que tiene el show para los espectadores quienes tal vez tengan los mismo problemas de peso.



Cuando el show “The biggest Loser“ sale al aire, a Hottenroth se le viene inmediatamente a la mente el aspecto médico, Hottenroth tiene experiencia con gente con problemas de peso y comenta: “ vi una vez ese programa, en esa ocasión se tenía que jalar un camión de carga, eso puede ser extremamente peligroso para gente que sufre de presión alta“ y agrega: “desgraciadamente no se encontraba ningún doctor en ese momento por ahí, quien seguramante hubiera intervenido”



En sí no se puede decir nada en contra de las dietas que los candidatos tienen que seguir para bajar de peso. En “The Biggest Loser” los participantes no tienen que pasar hambre. Reciben un plan de alimentación que deben de observar estrictamente – el cambio de los hábitos alimenticios debe tener como meta olvidarse de come-solo-la mitad o propósitos similares. Otro aspecto es que los participantes practican mucho deporte. La rutina en la hacienda no tiene nada que ver con el mundo real de los candidatos: levantarse, desayunar, ir al ergómetro o a la gimnasia, comer, después tareas especiales (como por ej. jalar un tractor), musculación hasta ya avanzada la tarde y por último cenar. Tres comidas al día forman parte del programa, los candidatos no deben pasar hambre sino ingerir menos comida rica en calorías.



Nuestra experta Hottenroth advierte: “lo más difícil es observar las reglas no solamente durante el show sino en vida cotidiana, cuando uno se tiene que ocupar de la familia, ir a la oficina “ Durante el show los candidatos viven en una lujosa hacienda, que cuenta con un gimnasio, alejados del estrés de su vida cotidiana. ¿Pero que pasa cuando regresan a casa después de un agotador día de trabajo? ¿cuando se recuestan primero en el sofá? ¿se levantarán de nuevo para ir al gimnasio que está a unos kilometros o a la caminata por el bosque?.



En esa ocasión el ganador pudo bajar en 10 semanas de 191,6 kg a 95 kg, en total 96,60 kg. Para la experta Hottenroth es normal que en el primer mes del comienzo de una dieta se bajen varios kilos. Después no deben de perderse más de 2 kilos por mes. Hottenroth explica “Todos los kilos de más que se bajen no son buenos para la salud”– ya que simplemente después surgirá el efecto yo-yo.
Y ¿cómo es el sistema de puntos que pone a los candidatos en tensión debido al interés público desatado por la prensa? Hottenroth opina que “premiar a quien baja de peso es siempre bueno y debe formar parte de una dieta. Un premio puede ser un estímulo financiero de los seguros de enfermedades o un elogio y reconocimiento de parte de los amigos y parientes.”



Consejos sobre cómo perder peso no nos puede dar Hottenroth:”cada persona es un caso, primero hay que determinar las causas del abuso de alimentos. Después ya será posible tomar medidas adecuadas”. Y es exactamente en este punto que “The Biggest Loser” no presta mucho atención, simplemente la individualidad se expresa en forma de los kilos perdidos.

0 Comentarios